Trastornos de la conducta alimentaria (TCA)


Los trastornos de la conducta alimentaria se definen como alteraciones específicas y severas en la ingesta de los alimentos, observadas en personas que presentan patrones distorsionados en el acto de comer y que se caracterizan, bien sea por comer en exceso o por dejar de hacerlo; lo anterior en respuesta a un impulso psíquico y no por una necesidad metabólica o biológica. (Juan Pablo Méndez, Verónica Vázquez-Velázquez, Eduardo García-García; 2008).
Los trastornos de la conducta alimentaria (TCA), entre los que figuran la anorexia y la bulimia nerviosas, son trastornos psicológicos que comportan anomalías graves en el comportamiento de la ingesta nutricional.
Los síntomas externos son una alteración de la conducta alimentaria, aunque el origen se explicaría por una alteración psicológica (insatisfacción personal elevada, miedo a crecer, autoexigencia, ideas distorsionadas sobre el peso…).
El culto al cuerpo y el canon estético de la delgadez casi esquelética, imposible para casi todas las personas puesto que la osamenta no puede reducirse, obliga a inhumanos sacrificios. Para muchas adolescentes no existe autoestima sin delgadez; el adelgazar se ha convertido en símbolo del éxito y el engordar significa fracaso.
Llamativo y digno de análisis es también el incremento del número de chicos que sufren este tipo de conductas alimenticias, aunque aún más llamativa y preocupante es, si cabe, la edad a la que tanto chicas como chicos empiezan a sufrir este tipo de trastornos, que en muchos casos comienzan en la niñez.
Por tanto, no es de extrañar que en la adolescencia, una época de mayor sensibilidad y necesidad de ser aceptado por el grupo y de agradar al entorno de iguales, sobre todo chicas estén permanentemente a dieta. Y es aún más probable que suceda así si los padres y madres, además de otras figuras de referencia, no les apoyan en esta etapa de cambios a entender y apreciar el desarrollo normal de su cuerpo, fortaleciendo su autoestima e inculcando otros valores personales en ellos que tal vez no se vean reflejados en un espejo, pero que engrandecen y enriquecen a las personas.
ANOREXIA NERVIOSA
La anorexia nerviosa es un trastorno alimentario y psicológico a la vez. Esta condición va más allá del control del peso: el enfermo inicia un régimen alimenticio para perder peso hasta que esto se convierte en un símbolo de poder y control. De esta forma, el individuo llega al borde de la inanición con el objetivo de sentir dominio sobre su propio cuerpo. Esta obsesión es similar a una adicción a cualquier tipo de droga o sustancia.
BULIMIA
La bulimia es un trastorno de la conducta alimentaria en el que el enfermo tiene una sensación de hambre anormal y muy acusada. Se caracteriza por momentos en los que el afectado come compulsivamente, seguidos de otros de culpabilidad y malestar que en ocasiones le inducen a provocarse el vómito, tomar laxantes y/o abusar del ejercicio físico para contrarrestar el exceso de ingesta.
Conoce mas en:
2017-11-30T04:39:30+00:00