Prevención de la diabetes

¿Estoy en riesgo de sufrir diabetes en el futuro

Es conocido que La Diabetes tipo II no tiene cura. Sin embargo, es una enfermedad que puede ser evitada. Antes de saber cómo prevenirla, es importante estudiar los factores de riesgo y determinar si nosotros estamos propensos o no a desarrollarla.

Los factores de riesgo están divididos en dos grupos principalmente: los modificables y los no modificables.

Aspectos no modificables

Entre los no modificables destaca una característica al que ya su nombre por sí solo hace referencia: no los podemos alterar. Estos factores generalmente son de tipo genético y por más que nos esforcemos no es posible cambiar nuestro ADN. Como muestra tenemos los antecedentes familiares de diabetes, la edad y la raza.

Al respecto es importante resaltar que debemos poner especial atención si observamos a parientes cercanos padeciendo de  diabetes, es una señal a la que hay que estar alerta. Así como también a la edad; estadísticas nos indican que la población mayor de 45 años son quienes enfrentan un riesgo superior, de manera que es recomendable realizar los exámenes pertinentes de prevención, chequeando los niveles de glucosa mínimo una vez al año.

Claro que si perteneces a aquellos que cuentan con antecedentes familiares, definitivamente lo mejor es iniciar los exámenes de rutina a edades más tempranas.

En cuanto a la raza, este es un factor no modificable y estudios indican que los latinos, americanos nativos, afroamericanos, asiáticos y los nativos de las islas del Pacífico tienen riesgos superiores de sufrir diabetes que los demás.

Aspectos modificables

Por otro lado, están los factores modificables. Estos están influenciados por nuestros hábitos y entre ellos podemos contar el sobrepeso, la obesidad y el sedentarismo. Resulta evidente que si mantenemos un estilo de vida saludable con ejercicio físico frecuente y una alimentación balanceada, podremos sortear estos factores.

Otros elementos importantes son el tabaquismo y el consumo de alcohol. Todos esos hábitos repercuten negativamente no solo favoreciendo la aparición de la diabetes sino también de otras enfermedades relacionadas como por ejemplo las cardiovasculares.

Es imprescindible resaltar que niveles aumentados de triglicéridos y niveles de HDL disminuidos (Recordemos que el HDL es el “colesterol bueno”) unidos a la intolerancia a los carbohidratos, son elementos que repercuten a favor de la aparición de la enfermedad. Por consiguiente es altamente recomendable realizarse exámenes periódicamente. No obstante, con unos hábitos de vida saludables es posible mantener en niveles óptimos los indicadores ya mencionados.

¿Cuándo prestar más atención?

Antes de la diabetes, existe un periodo donde los niveles de glucosa se encuentran superiores a lo normal y a la misma  vez más bajos que en la diabetes. Esta etapa es denominada prediabetes y, si se toman las medidas pertinentes, es posible retrasar el avance de la enfermedad e incluso hacerla retroceder.

Sí estás leyendo este artículo significa que te preocupas por tu salud, ese el primer paso, reconocer el problema y emprender luego la búsqueda de una solución.

Para saber más del tema puedes dejarnos un mensaje o dirigirte a cualquiera de nuestras sedes donde con gusto serás orientado. No olvides acudir a tu médico de confianza.

Atentamente: El equipo del laboratorio clínico Gever Romero.

2017-09-05T09:03:43+00:00